top of page

8M, Día internacional de la mujer



Este año nuevamente se desarrolló en la Escuela una jornada especial de reflexión y trabajo junto a las y los estudiantes de los 3 niveles, en torno al significado del 8M y la lucha de las mujeres y disidencias.


De acuerdo al Nivel se conversó sobre los saberes de niños, niñas y jóvenes, en distintas temáticas:

En el Jardín se puntualizó en la figura de Eustaquia Miguel, Emma Nozzi y Cata Villarino, involucradas en la gesta del 7 de marzo, tanto en la organización de la batalla, como en la transmisión y la memoria de la participación de las mujeres en ese suceso.




Las docentes en Primaria representaron y caracterizaron a distintas mujeres o colectivos de mujeres que hayan influido en la historia, y también a mujeres de culturas diversas a la nuestra. Mujeres musulmanas, médicas del siglo XIX, Julieta Lanteri (medica, política y feminista italo-argentina), mujeres militares, mujeres futbolistas, científicas no reconocidas, peluqueras, Nini Marshall (primera mujer comediante de Argentina), Eva Perón, escritoras silenciadas o que escribían tras un seudónimo (María Elena Walsh, Ágata Christie), mujeres del colectivo feminista de la actualidad , maestras y Stéphanie Frappart (primer árbitro mujer de un mundial).


En Nivel Medio se habló sobre la desigualdad de géneros en distintos ámbitos de la vida y la asignación de roles, las tareas que estos roles conllevan y como afectan socialmente.


Compartimos un fragmento de las palabras con que abrió la jornada Bárbara Gudaitis, la Directora de Nivel Medio:



"¿Por qué mujeres?"


Cuando se habla de los derechos de las mujeres no se trata decir que los de los varones sean menos importantes, Se está llamando la atención sobre la manera injusta en que se reparten los roles en nuestra sociedad y en cómo esas injusticias, que nos afectan a todos, nos afectan de manera diferente.
Cuando hablamos de desigualdades de género no nos referimos solamente a cuestiones de paga o trabajo. Nos referimos, también, a esas pequeñas tareas cotidianas que están repartidas de forma desigual y que, casualmente, son las tareas muchas veces aburridas, repetitivas, pero que son imprescindibles para mantenernos con vida: fijarse que haya pasta dental, sacar un turno médico, venir a la escuela cuando hay un problema. Esas tareas las realizan las mujeres de manera desproporcionada. Crecimos con la idea de que es así, lo damos por sentado.
Pero flaco favor que nos hacemos entre todos. Si repartimos las tareas de manera que solo las mujeres vamos a cuidar, alimentar y fortalecer a los demás, ¿a nosotras quién nos cuida, alimenta y fortalece? ¿Y en el fondo no estamos limitando también a los varones? ¿Qué pasa con los varones que quieren cuidar a los demás? ¿Acaso dejan de ser varones? ¿Por qué no podría haber tantos papás “amos de casa” como hay mamás?
Entonces, la cosa no pasa por mujeres sí, varones no. Pasa por un sistema social que reparte las tareas de manera injusta y que no nos permite crecer juntos. Hoy es un día para pensar de qué manera podemos romper con esas injusticias que nos separan, y pensar qué podemos hacer concretamente en nuestra vida diaria para unirnos". Bárbara Gudaitis, directora de Nivel Medio.


48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page